hilo 2

Una obra hilada de talento y elegancia

|Por Sol Bonato|

Delicadeza, exquisitez, diseño, misterio y una relación tormentosa entre un modisto y su musa es lo que se puede apreciar en la trama de El hilo fantasma (Phantom Thread). El film, dirigido por el cineasta norteamericano Paul Thomas Anderson, le valió seis nominaciones a los Premios de la Academia, incluidos Mejor Película y Mejor Actor.

Al tratarse de la leyenda de Daniel Day-Lewis como protagonista principal del film, lógico recibir reconocimientos por su brillante labor. Siendo ésta su última película, decidió retirarse del mundo del cine con una de las mejores interpretaciones de su carrera, y con la magnífica actuación de Lesley Manville, nominada como Mejor Actriz de Reparto.

hilo

Años 50, Reynolds Woodcock (Daniel Day-Lewis), un reconocido diseñador de Londres, se encarga de confeccionar los mejores vestidos para sus clientas de la nobleza y la realeza. Junto con su estructurada hermana Cyril (Lesley Manville) se encargan de dirigir el negocio de la sastrería. Todo está bajo control, pero sus vidas están inundadas de un clima monótono, rutinario, apagado y frío, hasta que un día llega a su puerta Alma (Vicky Krieps), una joven de cara angelical, hermosa, elegante, sencilla, cálida y comprensiva que pone de cabeza la existencia de Reynolds. Sin embargo, ambos se retuercen en un extraño romance, en una relación complicada llena de drama y, por qué no también, masoquismo.

Alma construye con su jefe un vínculo profesional al convertirse en su musa, su inspiración, pero solo es cuestión minutos para que nazca entre ellos un vínculo sentimental. ¿Se puede decir que la relación desemboca hacia un eterno ‘felices por siempre’?  Bueno, por siempre puede ser; felices habría que ver. ¿Hasta dónde llegarías por amor? O mejor dicho: ¿hasta dónde llegarías para enamorar a tu pareja? ¿Acaso hay una faceta escondida en las intenciones de Alma cuya cara angelical esconde y disimula? Retener es una acción que el hilo invisible de la relación le transmite al espectador, para que analice.

Ganadora del Oscar a Mejor Diseño de Vestuario con un impresionante trabajo bien merecido. Los personajes, que logran causar empatía, enojo y todo tipo de emociones, logran posicionar a El hilo fantasma como una excelente obra de Paul Thomas Anderson, que no hay que dejar de ver. Además de un sublime y culminado trabajo de despedida para la destacada figura del cine, ganador del Oscar más de una vez, por My left foot (1989), Theare Will Be Blood (2007) y Lincoln (2012), nada más ni nada menos que el maestro de Daniel Day-Lewis.



El artículo Una obra hilada de talento y elegancia fue publicado originalmente en #ONtrend
Share on Google Plus

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *