spinetta

Una década de un show eterno

│Por Lean Bukka White

El pasado 4 de diciembre se cumplieron 10 años de un show histórico como fue el de “Las Bandas Eternas”. Los detalles de una noche mágica y el porqué de un recital ineludible para el Rock Argentino.

——————–

Si hay un sueño cumplido, es éste. Disfrutalo, Luis, ¡gracias!”. Estas palabras pertenecen a Gustavo Cerati y fueron pronunciadas sobre el escenario del estadio José Amalfitani, de Vélez Sársfield, hace exactamente 10 años.

Pero no era Gustavo el protagonista de esta historia. El agradecimiento iba dedicado al artífice de toda esta cuestión: el señor Luis Alberto Spinetta que, en un gesto sin precedentes, armó un show estelar reuniendo a todas las bandas que había cosechado en su vida para que tocaran, de par y a su tiempo, en un mismo evento. Lo llamó, consecuentemente, Las Bandas Eternas.

Spinetta Jade, Los Socios del Desierto, Invisible, Pescado Rabioso y Almendra – tal el orden de presentación – arribaron a escenario sucediéndose las unas a las otras para un concierto de 5 horas y media, más de 50 canciones y con invitados de lujoCharly García, León Gieco, Fito Páez, Ricardo Mollo, Juanse, Javier Malosetti y el propio Cerati le dieron a la velada un aire particular. El Flaco se encargó también de rendir sendos homenajes a personalidades como Miguel Abuelo (“Mariposas de Madera”), Pappo (“¿A dónde está la Libertad?”), Tanguito (“Amor de Primavera”) y Litto Nebbia (“El Rey lloró”).

Una década ha pasado de este concierto que hoy puede verse y oírse en un box set de 3 CDs y 3 DVDs. Pero, para los fanáticos, quedará grabado en la retina para siempre. “Fue el evento musical del siglo”, le dijo recientemente Malosetti a Página/12. “Quedará en la historia del Rock Argentino como el concierto más auténtico de nuestro país, […] todo esto gracias a Luis Alberto y su mundo”, refirió Black Amaya en una entrevista posterior.

En estos días que se han cumplido 50 años de Almendra”, el longplay debut de la banda homónima, bien vale recordar también este viaje sonoro -suerte de memorabilia única de una parte y un artista troncal del Rock Argentino. Sin ese disco ni esas agrupaciones, la música popular argentina no se entiende. El valor simbólico y cultural más las consecuencias artísticas que tuvo no sólo ese recital sino toda la obra abarcada está -para bien y para mal- lejos de ser comprendidas y abarcadas todavía.

Queda, por suerte, mucho por descubrir del mundo spinetteano y los artistas que vengan tienen un hermoso trabajo de investigación para ver el mojón impreso por este músico de la hostia. Como dijo Cerati después de “Bajan”, una vez más: gracias, Luis.



El artículo Una década de un show eterno fue publicado originalmente en Rock and Ball
Share on Google Plus

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *