trump

Trump no apunta a Siria, sino a Irán

│Por Maximiliano Sbarbi Osuna

Lanzar armas químicas contra la población civil a pocas horas de vencer a los rebeldes, en su último bastión de importancia, no parece una estrategia militar coherente. ¿Cómo quedan las relaciones con Rusia luego de esta escalada de tensión?

——————–

Lanzar armas químicas contra la población civil a pocas horas de vencer a los rebeldes, en su último bastión de importancia, no parece una estrategia militar coherente, y menos aún si el mundo está esperando desde 2013 que se produzcan nuevos ataques con armas prohibidas para condenar internacionalmente al gobierno sirio.

No está claro quién llevó a cabo el lanzamiento de sustancias tóxicas sobre la localidad de Duma, en poder de Jaish al Islam, un grupo fundamentalista religioso ligado a Arabia Saudita. Ni siquiera si ese ataque se produjo realmente.

Para averiguarlo, Rusia intentó, sin éxito, en el Consejo de Seguridad de la ONU establecer una investigación multinacional sobre el terreno. Además, Estados Unidos influyó a sus aliados para que votaran por el no.

Las estrategias de Trump

No es contradictorio que días atrás el presidente norteamericano, Donald Trump, anunciara su retirada de tropas de Siria y ahora prometa represalias severas contra Bashar al Assad por el supuesto ataque químico.

Existe una doble estrategia del primer mandatario de EEUU: la retirada de tropas de tierra no significa que no esté preparando un ataque aéreo con misiles sobre objetivos militares sirios y hasta iraníes, que se encuentran en el terreno apoyando a Damasco.

Por otro lado, el anuncio de una agresión contra Siria un mes antes de que se deba ratificar el acuerdo nuclear con Irán, suscripto por el ex presidente Barack Obama en 2015, junto el Reino Unido, Francia, Rusia, China y Alemania, no es casual.

Trump había amenazado el año pasado con retirarse del pacto si sus aliados europeos no presionaban al resto de los firmantes de incluir –además- restricciones sobre los misiles balísticos no nucleares iraníes.

De esta manera, Trump logra satisfacer a los halcones del pentágono y a sus aliados saudíes de debilitar considerablemente a Irán, en un momento de expansión comercial por la apertura de varios de los bloqueos y además por sus victorias militares en Siria, Irak y su influencia en Líbano y Yemen, hecho visto con temor por Arabia Saudita e Israel.

La posición de Europa

Alemania, Francia y el Reino Unido son tres países firmantes del acuerdo nuclear con Irán, que se han visto beneficiados, dado que al levantarse los bloqueos impuestos por varios países pueden realizar inversiones y normalizar el comercio con Teherán. Varias compañías abrieron sucursales en el país persa en los últimos tres años.

Si llegase a endurecerse el tratado, estas empresas perderían muchas posibilidades.

¿Cómo queda Rusia ante las amenazas de Trump?

Los asesores del presidente norteamericano no desean tensar la cuerda hasta el punto de una confrontación directa con Rusia, pese a que Trump haya nombrado –semanas atrás- como consejero de Seguridad y como secretario de Estado a dos personajes duros de la política norteamericana.

El año pasado, ante un hecho similar de presunto ataque químico en Siria, lo único que sucedió fue que se suspendieran los ataques aéreos conjuntos con Rusia sobre el Estado Islámico.

El Pentágono bajó el tono de Trump, lo que demuestra que Rusia va a ser advertida de cualquier ataque simbólico que se produzca en Siria.

Conclusión

Es muy improbable que Bashar al Assad se haya suicidado política y militarmente al haber lanzado un ataque químico contra civiles en Duma. La ONG que denunció este supuesto acto aberrante es White Helmets, una organización británica que llegó a Siria de manera ilegal, procedente desde Turquía, un país hostil a Siria.

Asimismo, el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, intenta persuadir a EEUU de que le permita atacar a las guerrillas kurdas presentes en el norte de Siria, por eso también colabora para que se condene a Damasco, para desviar la atención de su eterna guerra contra aquélla comunidad.

Años atrás, la Organización para la Prohibición de las Armas Química (OPAQ) ya había declarado al gobierno Siria libre de armas químicas, tras una misión internacional que se encargó de destruir todos los arsenales.

Es evidente que, con esta movida en Siria, EEUU y sus aliados en Medio Oriente apuntan hacia Irán y no tanto a Damasco.



El artículo Trump no apunta a Siria, sino a Irán fue publicado originalmente en Panorama Mundial
Share on Google Plus

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *