mujeres

Por fin el Gobierno va a ser de una mujer

│Por Thomas Martínez

Un bajo porcentaje de mujeres son las dirigentes a cargo de fútbol femenino en los clubes de Primera División de Argentina, pero su participación en cargos políticos es aún menor.

——————–

Cuando en noviembre se hicieron oficiales las tres listas para las elecciones de Boca, solo se observaron cuatro mujeres entre ellas. Sin embargo, no es una utopía que en 90 vacantes sea ampliamente minoritario el cupo femenino, cuando ni en su disciplina están a cargo.

Tan solo en 4 de los 17 clubes de Primera División de fútbol femenino, son mujeres las que están a cargo del desarrollo de la disciplina. Estas tienen la función, en la mayoría de los casos, de ir a reuniones en la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) y de administrar el dinero que reciben de esta entidad.

En Social Atlético Televisión (SAT), Yesica Ovalle es la delegada; en Rosario Central, la responsable es Carla Facchiano; en Platense, la designada es Verónica Weidgans; y en Huracán, Mabel Salinas es la coordinadora.

Para los clubes, este terreno apareció en los últimos años con el notable desarrollo del fútbol femenino. Por lo general, quienes lo componen son miembros de la Comisión Directiva, salvo en algunos casos específicos. ¿Cómo van a ser mujeres quienes lo lideren si directamente casi no forman parte de las listas en procesos electorales?

A esto se refiere Carla Facchiano, vocal titular de Central: “En general, el fútbol sigue siendo visto como algo de hombres. El rol de la mujer dirigente en una estructura deportiva futbolística es, en muchas oportunidades, considerado como algo menor. La palabra, las opiniones o hasta integrar en una Comisión Directiva es todavía muy difícil. El cupo femenino podría ser una buena medida inicial para realizar un cambio sustancial. Es importante que esos lugares sean ocupados por mujeres”.

La Comisión de Mujeres de River en el Día Internacional de la Mujer en el Monumental.

La Comisión de Mujeres de River en el Día Internacional de la Mujer en el Monumental.

En 2017 se sancionó en Argentina la Ley de Paridad de Género en Ámbitos de Representación Política. El objetivo de la misma es garantizar que en los órganos legislativos haya paridad, o que se aproxime a ella, entre personas de ambos géneros. ¿Por qué desde las organizaciones del fútbol, ya sea desde la FIFA, la CONMEBOL o la AFA, no se promueve una medida similar? Las mujeres tienen participación activa dentro las asociaciones deportivas, y por eso en la mayoría de los casos hay Departamentos de Mujeres, para desarrollar y potenciar su rol en los clubes. Sin dudas, buscan involucrarse.

En Lanús, Marcelo Gighlione es el dirigente a cargo del fútbol femenino, aunque la Secretaria de la disciplina y la delegada en AFA es Maira Villagra, quien cree que en los clubes falta un trabajo más profundo de igualdad y equidad de género: “Las mujeres siempre tenemos que demostrar que estamos a la altura, tenemos que prepararnos académicamente y trabajar para que confíen en nuestra gestión. Al hombre no se le exige tanto, y eso es por el machismo que hay que en el fútbol producto de muchas generaciones. Llevará tiempo deconstruirlo, falta mucho aún, pero estamos trabajando en pos de lograr más oportunidades”.

Por otro lado, esto no quiere decir que las mujeres debieran componer los clubes porque los hombres no están capacitados. Y si hay hombres más capacitados que ciertas mujeres para gestionar los clubes, deben ser ellos quienes sean los dirigentes, y viceversa, pero la capacidad no es una cuestión de género. Entonces, ¿hasta qué punto es genuina la búsqueda de igualdad?



El artículo Por fin el Gobierno va a ser de una mujer fue publicado originalmente en Tiempos de Red
Share on Google Plus

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *