guzman

“Me amargaron algunos comentarios en el caso Maldonado”

│Por Santiago Tuñez

Es, acaso, el nombre más comprometido de la Selección. Su mirada viaja más allá del césped y el destino de una pelota. Nahuel Guzmán se enfoca, sobre todo, en la vida diaria de la Argentina y su escenografía social. Alguna vez homenajeó a las Madres de Plaza de Mayo y reafirmó la soberanía argentina de Malvinas en sus buzos. También, le regaló sus guantes a Estela de Carlotto, con los mensajes “Nunca más” y “Memoria, verdad y justicia”. Y meses atrás, visitó un centro comunitario que apadrina en Rosario junto a un ex arquero de Central.

¿De dónde sale tu compromiso social?, le preguntaron en sus tiempos con Newell’s. “Es que nosotros somos figuras públicas y con un pequeño mensaje podemos alegrar a muchas personas que dieron la vida por nuestra tierra. Es impactante lo que hicieron y de alguna manera hay que devolverlo”, respondió el Patón, hoy en Tigres de México. Y desde su identificación con el kirchnerismo, subrayó: “Entiendo que exponer mi posición puede ser riesgoso en mi profesión, porque en algunos casos puede condicionar la crítica, pero también creo que es importante involucrarse y animarse a opinar siempre que sea con fundamentos”.

 

Esa construcción política y social llevó a Guzmán a seguir de cerca el caso Maldonado. “¿Dónde está Santiago?”, fue el mensaje de su remera cuando llegó al país para los partidos contra Uruguay y Venezuela por las Eliminatorias. Aquellos eran días en los que el artesano permanecía desaparecido, luego del desalojo violento por parte de Gendarmería en una comunidad mapuche de Chubut. Y el último sábado, ya con el cuerpo del joven hallado en un río, el arquero dio su mirada sobre este tema. “Me sorprendió y me entristeció la reacción de un sector de la gente. Me produjo una amargura muy grande lo que vi en algunos comentarios. Pensé que nos íbamos a preguntar qué pasó con el pibe de otra manera. Tenemos que tener sentido común”, analizó el arquero en una entrevista con el suplemento Enganche, de Página 12.

Y luego concluyó: “El otro día hablaba con un amigo sobre el caso y sobre qué hacemos. Y él me decía que es importante que dejemos los egoísmos y que estas cosas nos toquen siempre. Que nos duelan y que estemos más juntos. Si no compartís el dolor con los otros, te encerrás. Y si te encerrás, te llevan puesto”.



Share on Google Plus

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *