louta

Louta: “No me sale todo bien, está bien que me critiquen”

│Por Martín Guazzaroni

Louta es un proyecto musical que desde la salida de su primer disco a fines de 2016 no paró de crecer de manera exponencial. En ese camino, Jaime James (quien comanda la máquina) se la hizo flashear a más de unx y también generó detractores, claro. En octubre de este año lanzó ENCHASTRE, su segundo trabajo de estudio, y confirmó lo que sospechábamos: es bueno, posta, y sobre todo original.

Es difícil e inútil definir a Louta pero me gusta pensarlo como si fuera una heladería mágica. Una nueva heladería que abrió en el barrio y ofrece cientos de sabores y texturas para todos los gustos pero en forma de sonidos y poesía performática; helados blanditos por fuera y crocantes por dentro, palitos de agua de arcoiris que se derriten al darle primer bocado, cucuruchos flúor y súper dulce de leche granizado con pepitas de oro. Jaime es el Willy Wonka de esa heladería. Y como todo creador mágico, evita responder las preguntas concretas sobre su trabajo, como quien guarda la fórmula en una caja de seguridad discursiva.

“Buscaba lo mejor de cada uno” responde cuando pregunto sobre los diferentes productores en las canciones de su nuevo disco. Pone cara de preocupación cuando indago sobre los samples que dan forma a sus canciones y afirma que “mitad es estrategia y mitad me sale así” cuando charlamos sobre la doble lectura de sus letras.

En el rockumental de Perras on the Beach en Cosquín hablás de la importancia de tomar una decisión. En LOUTA (2016) la decisión era precisamente sacar un disco. ¿Cuál fue la decisión para hacer este segundo álbum?

Seguir hablando. No alcanzó con el primero. Nace de una necesidad mía de seguir tirando una.

En la canción ‘PALMERAS’ se percibe un mensaje diferente al común de la canciones de trap ¿De dónde sale eso?

Sale de ver la situación y querer tirar una. Y también de lo introspectivo de entender qué es lo que siempre sentí yo. “Ya no me quedo en mi cuarto / ya no me hago el distinto” me pareció clave. A veces creemos que la identidad es ser distinto y por ahí uno encuentra su identidad acercándose a los demás. Es una falsa sensación de individualización que tiene la moda y nos hace creer que cuanto más distinto es uno, más genuino es. Cuando en realidad lo genuino tiene que ver más con acercarse a los demás y no con alejarse.

El otro día en una entrevista radial decías que el ocupar un lugar en la “escena” lo vivís con cierta responsabilidad, ¿de qué se trata?

Que si está́s de titular tenes que meter goles. Si Louta ocupa algún lugar en una generación nueva será una razón más para seguir esforzándonos. Lejos de ser un premio, sino algo de ahora en adelante.

Y después, como la escena se construye en el presente es imposible delimitarla. Porque el análisis y la delimitación tienen que ver con el paso del tiempo. Es el tiempo el que habla. Lo mismo pasa con los procesos políticos, el tiempo habla sobre qué generaron. Hay cosas que necesitan su memoria para ser pensadas.

¿Tal vez tiene que ver con nuestra generación que quiere ser parte de la Historia todo el tiempo?

Pero está bueno ser consciente. Es espectacular una persona que puede ver la Historia en el momento. Muchos grandes periodistas tuvieron la oportunidad en su momento de valorar o no ciertas situaciones y pudieron generar un montón de cosas. Y como periodista la clavaron en un ángulo desde ahí. Vale la pena. Pero yo, incluso dentro de la movida, es imposible que pueda hacer un análisis al respecto ahora.

¿Cómo te llevás con los haters?

No me afectan.

¿Posta no te afectan?

Me parece lo normal. Me da la sensación de que eso dice que estoy en el buen camino. Si uno no abre el camino no tiene por qué encontrarse con resistencias. Pero cuando uno tiene el objetivo de generar algo se encuentra con toda la resistencia. Después hay críticas que son concretas. A mí no me sale todo bien, está bien que me critiquen. Pero después hay un tipo de hater que tiene que ver con la resistencia propia de la sociedad frente al que quiere hacer algo. Es natural, es como que hay un poco de “antes de que me guste lo tengo que bardear un poquito”. También está bueno, porque de algún modo quieren que te fortalezcas. En algún sentido es un favor para que vos puedas insistir. Uno a veces necesita más de un solo disparo.

Antes de terminar, le pregunto sobre su trabajo como productor en ‘Púrpura’ y ‘Andrómeda’ de Wos, pero vuelve a aparecer el velo de misterio. “Wosito es tremendo crack, una bestia”, me dice. ¿Habrá próximas producciones? “Va a haber más, ya se van a enterar”.

*Louta presentará ENCHASTRE en el Teatro Vorterix de la Ciudad de Buenos Aires el viernes 21 de diciembre con entradas agotadas.



Share on Google Plus

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *