perrotta

#Las5EnPunto | Griselda Perrotta

│Por Pablo Martínez Burkett

¿En la escuela eras buena en Literatura? 

Sí, pero ese dato no aporta demasiado porque en general me iba bien en todo menos en Química y las materias de memorizar. En Literatura tuve la suerte de cruzarme con docentes que me hacían producir material a diario (en lugar de la tradicional acumulación de datos) y, más allá de las restricciones propias de la situación escolar, esa práctica y esa disciplina fueron clave en lo que luego sería escribir.

¿Dentro de qué género pondrías a lo que hacés? 

Búsqueda experimental permanente. Lo que comparto siempre tiene un proceso que va desde observar en forma pasiva personas o situaciones, investigar, preguntar mucho, hasta dibujar o hacer música y otro montón de cosas (artísticas o no) que luego se transforman en, por ejemplo, un cuento.

¿Para quién escribís? 

No escribo para nadie. Escribir es un acto íntimo que al compartirse adquiere una dimensión colectiva. Lo que luego ocurre con el resultado de ese proceso, cuando alguien lee lo que yo escribo y le pasa algo, lindo o feo, ya no tiene que ver conmigo sino con la persona que lo está leyendo. Y, claro, también a mí me pasan cosas cuando escribo, con mis propios textos, pero la razón es la misma. Cuando escribimos somos vehículo de algo más grande que elige atravesarnos y convertirse en palabra. Suena un poco inasible pero lo vivo así.

¿Qué es lo más difícil de escribir? 

Según en qué plano se analice. En la etapa creativa, en la vida adulta sobre todo, el tiempo siempre es un desafío. Tenemos las horas atravesadas por otro montón de actividades que no son escribir y eso hay que aprender a entrelazarlo en la propia literatura; en lo que producimos. También son difíciles ciertos pasajes de la escritura que ya antes de atravesarlos sabemos que nos van a hacer sufrir, pero lo seguimos haciendo porque el resultado siempre es liberador y porque en definitiva quienes escribimos no tenemos opción: lo hacemos y ya. Y luego están los pormenores del circuito literario, el mundo editorial y todo lo vinculado a la forma en que compartimos nuestro material. Por suerte hay una variedad enorme y de algún modo voy acercándome a los espacios que me movilizan, que me dejan algo a mí como persona y donde sé que mi material va a ser valorado o respetado por lo que es, más allá de quién lo haya escrito.

¿Qué consejo te darías a vos misma en tus inicios? 

Ignorar a las personas que generan espacios alrededor de la Literatura para su propia gloria o para obtener un beneficio personal cuando la Literatura es solo una excusa. Es muy difícil encontrar algo vivo en esos lugares, porque están orientados hacia otras cuestiones —sea construir poder, generar dinero, servir de fachada para otros fines o lo que sea—. De a poco fui eligiendo con qué personas y circuitos vincularme, porque así como existe eso también está lleno de gente muy valiosa haciendo cosas increíbles, donde se manejan códigos y se atienden aspectos que apuntan al intangible, a la cultura o como quiera llamarse. Tuve que aprender a cuidarme y a cuidar lo que escribo.

¿Tenés alguna frase favorita que te sirva de lema? 

“Tu cuerpo es lo único que tenés. Llegás desnudo y te vas desnudo”. La dijo una amiga en una charla de mates hace más de veinticinco años cuando hablábamos de lo que adquirimos y lo que vamos perdiendo. No sé si la frase es de otra persona, si la sacó de un señalador o si le surgió en el curso de la conversación.

¿Una característica/manía/ dato gracioso o peculiar sobre vos que quieras compartir?

Registro todo en mi agenda, en una libreta o en papelitos sueltos que pego en los vidrios y en las paredes. Mi cabeza es un colador: solo retiene las cosas demasiado gruesas, las que no pueden filtrarse. El resto lo escribo y ya está. Trato de memorizar lo menos posible y ando liviana.

¿Tenés mascotas? 

Tengo dos gatos. Lalmo, un siamés legendario que me acompañó en tres mudanzas. Llevó una vida de rock y hoy su cuerpo le pasa factura. Requiere mucho cuidado y paciencia. Y Bamba, un cachorro naranja atigrado que lo duplica en tamaño. Él trajo de vuelta los saltos al aire y las pelotitas rodando para jugar de madrugada. Son el yin y el yang del mascotismo felino.

¿Qué estás escribiendo? 

Este año terminé de cerrar una novela y un poemario que me piden ser publicados. Veremos qué pasa con eso. Ahora estoy trabajando en un material que combina narrativa no tradicional con ilustraciones, y también estoy escribiendo poesía y algún que otro cuento.

Como queda dicho, la entrevista termina (o empieza, según se vea) con una brevísima biografía. Por eso te solicitamos una bio, en tono coloquial, a estos puntos que vamos a incorporar a tu repaso vital:

Libros publicados y dónde se pueden comprar:

En 2016 publiqué “Frontera”, un libro de cuentos para adultos. El libro se puede comprar desde la página de la editorial, Peces de Ciudad, o en los puntos de venta que son estos: https://www.pecesdeciudad.com.ar/puntosdeventa/
Datos sobre las redes sociales, página web, mail y demases donde el público pueda saber algo más de vos.
Tengo un blog que se llama Princesa de la Viruta donde comparto material, entrevistas y reseñas: http://princesadelaviruta.blogspot.com/
También uso Facebook (para compartir eventos en los que participo, novedades y alguna que otra cuestión familiar u opinión personal), Twitter (para más o menos lo mismo y para decir muchas pavadas) e Instagram (no sé bien para qué).

BIO:

Griselda Perrotta nació en Buenos Aires en 1976.
Es traductora e intérprete en idioma inglés, abogada y docente de la Carrera de Traductorado Público en la UBA.
Integró el taller literario de Alberto Laiseca y tomó cursos con los escritores Mariano Dupont, Jada Sirkin y Martín Sancia Kawamichi.
Escribe narrativa y poesía, y participa en ciclos de lectura de diversos ámbitos.
Varios de sus textos obtuvieron menciones en distintos concursos y fueron publicados en forma de antología o revista.
Comparte material literario en su blog “Princesa de la Viruta”.
En 2016 publicó “Frontera” (Ed. Peces de Ciudad), su primer libro de cuentos, que obtuvo el Primer Puesto en la categoría Relatos de Autores Argentinos en el Ranking 2016 de Selección Literaria.
Tiene un hijo y dos gatos.



El artículo #Las5EnPunto | Griselda Perrotta fue publicado originalmente en Revista Kundra
Share on Google Plus

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *