bafici

La actividad académica, a merced del mercado

│Por María Bertoni

La ficción de Linz se proyectará hoy viernes a las 14:55 y mañana a las 14:15 en el Belgrano Multiplex 4.

La ficción de Linz se proyectará hoy viernes a las 14:55 y mañana a las 14:15 en el Belgrano Multiplex 4.

El inconfundible sonido que anuncia el inicio del Pac-Man se cuela al menos tres veces en Música y apocalipsis, ficción alemana que participa de la competencia internacional del 21º BAFICI, tras haberse pre-estrenado en febrero pasado en la sección Forum del 69º Festival de Berlín. La referencia retro y gamer ilustra el objetivo principal de la verborrágica sátira de Max Linz: la suerte que la investigación académica corre en un laberinto acechado por un mercado angurriento y siempre insatisfecho.

Por otra parte, vale comparar al guionista y director francfortés con el Comecocos (españoles dixit) que el japonés Toru Iwatani creó a principios de los años ’80. De hecho, el realizador también persigue a vario fantasmitas: en este caso, la tilinguería intelectual, la evangelización empresarial, el progresismo resignado, la sobrestimación de las tecnologías de realidad virtual.

En algunos espectadores, la primera mitad del film ambientado en una universidad berlinesa provoca un agobio parecido a aquél experimentado ante el waka-waka que la criatura amarilla emite sin parar mientras dura su cacería. El malestar cede a medida que Linz calla un poco a sus personajes, explota la capacidad expresiva de los actores –sobre todo de Sophie Rois y Bernd Moss– y se permite jugar con un humor más visual. Las fallas que afectan la versión holográfica del profesor Alfons Abstract-Wege constituyen uno de los gags más logrados.

Música y apocalipsis es la segunda película del 21º BAFICI que menciona la dictadura pinochetista (Santiago, Chile de Nanni Moretti es la otra). En su comedia, Linz parece trazar una recta histórica entre el totalitarismo que el poder financiero prefería militar y, en palabras de Noam Chomsky, la “plutocracia global” dirigida por un capital transnacional cada vez más caníbal.



El artículo La actividad académica, a merced del mercado fue publicado originalmente en Espectadores
Share on Google Plus

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *