porta fouz

Javier Porta Fouz: “Pensar que el BAFICI pasa solo películas aburridas es una de las ideas más ñoñas y necias que hay”

|Por Laila Rott|

Del 11 al 22 de abril, la Ciudad de Buenos Aires se verá atravesada por lo mejor del cine independiente del mundo. Carteles y las pantallas se multiplicarán por más de 15 barrios de la capital porteña, brindando el marco perfecto para la vigésima edición del BAFICIel festival de cine independiente más importante de América Latina.

Desde hace tres años, Javier Porta Fouz tiene la responsabilidad de dirigir el festival, espacio que antes lo encontró como programador, y  aún más atrás como crítico y como espectador. Una pasión y entrega que creció a la par de la muestra.

-Después de tantos años me imagino que es difícil marcarse nuevos desafíos o expectativas.
-La idea es siempre la misma: que venga mucha gente, más que otros años y sobre todo que vengan personas que nunca fueron a un festival de cine y descubran que éste es un lugar donde hay películas para todos. Pensar que el BAFICI pasa solo películas aburridas es una de las ideas más ñoñas y necias que hay. Es un festival muy grande y a la vez muy accesible, tanto en lo relativo a la cantidad de sedes como al precio. Muchas funciones son gratuitas y el resto de las entradas son muy baratas. Este año estamos ofreciendo un menú al espectador que espero que lo sorprenda porque eso es parte del mandato de este festival. Además, tengo la expectativa de que el público pueda encontrarse con los cineastas y para eso contamos con grandes invitados y actividades muy diversas.

-Hablaste del prejuicio respecto al festival y a la necesidad de que venga cada vez más público. En ese sentido, ¿qué tácticas nuevas se plantean para mejorar?
-Por un lado, estamos trabajando conjuntamente con el INCAA para ver cómo promover los efectos de un festival de estas características durante el resto del año. A su vez, tengo la fuerte convicción de que hay que responder siempre con nuestra programación. Este año, vamos a abrir y cerrar con dos comedias, una de ellas es Las Vegas, de Juan Villegas. Además, viene un director como John Waters que hizo comedias que rompieron tabúes y que siempre fue muy provocador.

-Pero sentís que no alcanza…
Y… uno ve ese tipo de comentarios prejuiciosos en Twitter respecto a cómo son nuestras películas. A todos ellos que tienen una idea previa del festival, los invito a que vengan a ver si les parece eso, o felizmente descubren otra cosa. Quiero que el cinéfilo se vuelva a enamorar del cine y el que todavía no lo es, que descubra un arte que tuvo su momento de gloria en términos de consumo y ahora está amenazado por la homogeneidad en la cartelera.  

-Formás parte del festival desde hace 18 años como programador, y tres como director ¿en qué sentís que mejoraste y qué cosas creés que te diferencian del resto?
-En realidad creo que tuve mucha suerte. Las ideas que quería que estuvieran, las logramos. Uno de mis proyectos es que todos los años haya al menos un gran invitado, aquellos directores de cine que el público local ve como héroes. El primer año logramos que venga Peter Bogdanovich; el segundo, Nanni Moretti; y ahora, vienen John Waters y Philippe Garrel. Eso fue una de las cosas que quise poner como marca de gestión. Es algo difícil porque a veces, los invitados te cancelan a último minuto. Pero tuvimos mucha suerte en que eso no sucediera. Además, otra de los principios fuertes era no programar películas por el simple hecho de que hubieran pasado por otro festival. Ese es un criterio que queremos sostener. Logramos una programación que podemos defender plenamente. Por último, también el hecho de tener secciones como las de comedia o arquitectura me parece que orientan un poco el consumo.

Porta Fouz participó de la presentación del festival junto a Fernando Juan Lima, vicepresidente del INCAA, y Enrique Avogadro, Ministro de Cultura de la Ciudad.

Porta Fouz participó de la presentación del festival junto a Fernando Juan Lima, vicepresidente del INCAA, y Enrique Avogadro, Ministro de Cultura de la Ciudad.

-¿Qué le aporta el BAFICI al cine nacional?
-Primero, el BAFICI es el festival que más películas argentinas estrena. En ese sentido, es una vidriera para un montón del cine nacional. El problema es que es difícil ver gran parte de ese material durante el resto del año porque se estrenan de manera muy limitada. Incluso, en el festival el público lo puede ver junto a los responsables de esas producciones. Después, Argentina es el país que más cine produce en Latinoamérica y logró una cinematografía muy variada y con una renovación asombrosamente constante. Tener este año un caso como el de La flor de Mariano Llinás, un proyecto que se filmó durante diez años y que es la película argentina más larga de la historia, es muy importante. Ya es algo mítico incluso antes de estrenarse. En el BAFICI está la chance de ver mucho cine argentino nuevo y también muchos nombres que vuelven. En este festival se arma un frente muy fuerte para mostrarle al mundo lo que es el cine argentino.

-¿Cómo evaluás la situación actual del cine nacional? El último año fue muy convulsionado.
-Para empezar, el cine argentino sigue teniendo el mismo problema desde hace muchos años: cómo se distribuye y cómo se exhibe. Es algo que hablo mucho con Fernando Juan Lima, vicepresidente del INCAAYa en 2003 terminé a los gritos en una entrevista con las autoridades del Instituto porque yo le planteé que había que apoyar la distribución independiente, tanto de películas nacionales como internacionales porque era una manera de que el cine nacional dialogue con otros países. Acá se producen muchísimas películas pero después se estrenan todas juntas y no llegan al público que tienen que llegar. Es muy urgente trabajar en esa cuestión. Ese es el principal problema.

-Por último: ¿se podría decir que este es tu año más tranquilo como director? En el primero, estuvieron las declaraciones polémicas de Lopérfido y en el último, se vinieron los cambios del INCAA con Cacetta a la cabeza.
-Por ahora, no lo sé. El año pasado, también parecía tranquilo, y después de la presentación sucedió lo del INCAANosotros no organizamos la política nacional cinematográfica, pero es parte del baile. Pero bueno, ahora que lo preguntaste, seguro algo va a pasar (risas).

 



Share on Google Plus

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *