borra

“Hay que cantar la canción de la libertad y de la diversidad”

│Por Diego Gutiérrez Pavón – Foto: Micky Aguirre

“Canta corazón en tu trinchera

Mira cómo cambia la marea

Aprende a curar, sale a respirar

Vuelve corazón a tu pradera”

Corazón en la trinchera

Ezequiel Borra despliega en su obra canciones de pura personalidad. Esos artistas que pueden dejar ver un amplio abanico de sonoridades siempre con un pie fuerte en la canción. Guiños al rock, al blues, a la música latinoamericana, a la simpleza  y a la originalidad. Sus letras cantan un mundo íntimo, situaciones de la vida diaria y la mirada en clave poética.  Algunos de sus discos editados son: “El placard” (2005), “ (disco doble, 2010), “¿Usted está aquí? vol.1” (2013), “Lo Peor” (2015). En 2019 editó Tremendo el Sol que es en realidad un disco postergado, guardado en el tiempo.

 Revista Colibrí dialogó con el artista que va en busca de nuevos rumbos: “Estoy encarando con ganas hacia las sierras de mi querida Córdoba y no sé si esta vez será sólo por una temporada. Quizá encuentre en ese tiempo la reconexión con algunos valores a los que les vengo cantando hace rato en forma de deseo, y así mejore también mi relación con la ciudad de la furia a la que tanto amo y en la que tanto amé”.

 ¿Cuál es el balance después de este tiempo de Tremendo el Sol? ¿Qué pasó por ahora con este disco?    

Este tiempo de Tremendo el Sol fue muy largo, porque no es un disco totalmente nuevo. Es un proyecto que se encajonó durante un tiempo. Es un pedazo de mi vida que quedó varado y siempre tuve ganas de sacarlo. Lo desoxidé  y en este último año lo mantuve vivo, como el Sol que siempre está vivo. Tenía muchas ganas de mostrarlo. Es un disco especial porque deja afuera un montón de facetas mías y se queda solamente con la parte del rock. Es una ofrenda al rock nacional, así lo van a poder escuchar quienes le pongan la oreja.  Se empieza acercar gente nueva que encuentra en estas canciones alguna afinidad. Está siendo bien recibido y mucha gente me escribe para decirme que le gusta especialmente. Estoy contento con poder mostrarlo.

Contás que luego del concierto del 30 de noviembre en la Usina del Arte, te vas de la ciudad. ¿Es distinto el trabajo de composición cerca de la naturaleza?

Hace años que estoy coqueteando con tener un lugar de reposo fuera de Buenos Aires. Me encanta la ciudad pero necesito un lugar de inmersión y posiblemente sea Córdoba. Me voy con la idea de quedarme y volver a Buenos Aires para hacer las cosas lindas que se hacen acá. Consumir cultura, tocar, cantar, visitar a la familia, los amigos y poder luego regresar a Córdoba o adonde sea. Tener un lugar para poder estudiar, volver a hacer un set lindo, terminar el disco que estoy haciendo ahora.  Cuando este un tiempo largo lo voy a poder decir con mayor claridad, pero creo que  puede ser distinto el proceso de composición porque los tiempos son otros.  En la ciudad los tiempos están fragmentados, las cosas no duran tanto. En la naturaleza digamos que son procesos más rápidos. Y de pronto puede darse la paradoja, como dice un amigo, que estando en la naturaleza, quizás, hay menos necesidad de componer, de cantar. Porque el río, los pájaros ya lo dicen todo. En cambio en el medio del caos, apretado en el colectivo o el subte, sacas una birome y un papel porque necesitas escribir algo. Se dan paradojas y carambolas impensadas.

Ezequiel Borra ha realizado trabajos como productor con artistas como Sofía Viola, Perotá Chingó, Edgardo Cardozo, Fabiana Cantilo, Charo Bogarín. El trabajo hermanado con otres artistas lo tuvo a él como actor del video La Loca, en el cual la chilena Mon Laferte es la directora.

¿Cómo fue el trabajo con Mon Laferte?

Precioso. Es algo atípico porque somos amigos y no sé cómo definirlo a nivel profesional. Ella es súper profesional, pero en este caso, filmó mi video porque somos amigos. Trajo un equipo de gente excelente. Hace las cosas con mucha pasión y estoy muy agradecido y contento con el resultado.

La realidad social y política no pasa de largo en el mundo personal de Borra. Así lo hace saber en sus redes sociales y de forma poética en sus canciones.

¿Cómo estás viviendo la situación política en la región a nivel artístico y personal? ¿Cómo se posiciona un artista en este contexto?

Me parece que es momento evidente de despertar de los pueblos. Se acaba de levantar Colombia, hace poco Chile, Bolivia y  de alguna manera nosotros al votar como votamos. Los pueblos estamos despiertos y yo me quiero posicionar del lado del pueblo. Quizás de alguna manera más esotérica, menos figurativa, pero siempre canto la canción del pueblo condenando la miseria de la hipnosis que propone el sistema. A veces en primera persona, hablando del sonámbulo, del que no puede estar aquí, del que esta enajenado, obsesionado, pero justamente para condenar eso. Reverberar con lo que le pasa a la gente, con lo que nos pasa todos los días. Hoy me siento orgulloso de lo que está pasando con los pueblos y al mismo tiempo muy triste por toda la represión. Siento que hay que cantar cada vez más fuerte, que hay que cantar la canción de la Libertad, de la diversidad. Siento que hay que estar abiertos y atentos para poder decir lo necesario y no cualquier cosa.



Share on Google Plus

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *