UNO

“El valor más importante de UNO es poder escuchar, aprender e interactuar con la gente”

│Por Ramiro Speranza

En la era de Internet, del boom de las redes sociales y del auge de las nuevas tecnologías digitales, aquellos que logren diferenciarse del resto y generen un valor agregado a su contenido y su marca serán quienes puedan sobrevivir. Y no hay excepciones, no importa si se trata del monopolio periodístico más grande del país o de un medio autogestionado con contenido de nicho e ingresos diversificados. En Internet todos están en la misma bolsa. Y esa es una de las cuestiones más positivas que han traído las nuevas plataformas: la democratización de la palabra. La posibilidad de que cualquiera pueda crear contenido haciendo un simple click. Pero no todo es positivo. Actualmente el modelo tradicional de negocios que engloba al periodismo sufre una verdadera crisis de identidad, sumada a la falta de confianza que hoy generan los medios. No hay que olvidar que gran responsabilidad de esto lo tienen los grupos editoriales que componen los estratos del poder mediático; además de aquellos periodistas que le han faltado el respeto a la ética y los valores del oficio. Sin embargo, hay ocasiones donde la calidad y excelencia logran superar la mediocridad. Y es que de las nuevas tendencias comunicacionales y el surgimiento de nuevos emprendimientos sustentables es de donde hoy surge parte del contenido más enriquecedor del periodismo actual. Gracias a estos nuevos medios, los tradicionales sienten la obligación de adaptarse por miedo a quedarse atrás. “El futuro del periodismo será emprendedor y autogestionado o no será” es una frase que cada vez está más presente.

UNO es un proyecto de periodismo visual que trata de contar historias y noticias utilizando métodos novedosos de comunicación y con un lenguaje descontracturado al incorporar memes y GIFs. No sólo se trata de uno de los medios digitales más importantes de Argentina y América Latina sino también del primer nativo móvil del país. Nacido en marzo de 2016, supo rápidamente alcanzar y mantener un vínculo cercano con una audiencia preferentemente joven, además de destacarse, recibiendo rápidamente galardones en los principales premios del rubro, como lo fue la obtención de dos distinciones en los World Digital Media Awards del pasado año. Florencia Aza es la Editora de Social Media del medio. En diálogo con Desgrabados desde la Redacción, se refirió al presente del proyecto, la importancia de la interacción constante para generar una comunidad, y el uso de las nuevas tecnologías y formatos comunicacionales para contar historias y noticias de formas más innovadoras.

  • ¿Como fueron los inicios de UNO?

UNO surgió hace poco más de dos años. Es una idea en conjunto de Ezequiel Apesteguia con Alejandro Lladó, Gerente Digital del Grupo América. La idea de ambos era hacer un medio distinto, con un lenguaje y una forma de comunicar diferente, y que fuera móvil, dado que, hoy en día, el mayor caudal de consumo pasa por los teléfonos celulares y les parecía fundamental poder contar todo a través de ellas. Yo me sumé a los dos meses de que se empezó a formar el equipo, para la parte de redes sociales específicamente, y después fuimos creciendo y se sumaron más personas a laburar en el grupo. Para mí es un placer trabajar en un medio que intenta generar contenido de otra manera y no de la forma tradicional de los medios, intentando tener un contacto mucho más cercano con el público. El valor más importante de UNO es poder escuchar, aprender e interactuar con la gente.

  • ¿Que tan importante es esa interacción que tiene el medio con el público a la hora de generar una comunidad?

Es fundamental y fue uno de los pilares cuando arrancamos. En mi caso, el trabajar para mejorar esa interacción cotidiana con la audiencia fue un desafío personal. Al principio, el medio surgió solamente con redes sociales, FacebookTwitterInstagram y Snapchat, sumado a un Newsletter, y no tenía sitio web, entonces la interacción era la base de todo, donde podíamos llegar a realmente más personas y generar ese diálogo. Hoy contestar casi todo los mensajes que nos llegan por privado en las redes sociales, vía e-mail o en los comentarios de nuestras publicaciones es parte muy importante del trabajo del equipo de redes y es lo que nos permite generar nuevo contenido en base a lo que nos pide la audiencia en esa comunicación.

  • ¿Y de donde surgió la idea de ser el primer medio nativo móvil de Argentina?

Se hizo pensando principalmente en generar un contenido distinto y teniendo en cuenta que el tráfico no es el principal objetivo del medio. Nuestra bandera es que UNO tiene que contarle a la gente lo que necesita saber con el lenguaje con el que habla cotidianamente. Parte de ese trabajo fue entender que las personas están en los teléfonos, entonces parecía fundamental basar todo en los celulares. Y el sitio llegó seis meses después de que se creó el medio. Pero la base principal no fue tanto eso, sino en generar una audiencia muy focalizada en las Redes Sociales y el Newsletter y después ampliarlo al formato tradicional de la página web.

  • Ustedes no se dedican a cubrir noticias de último momento como hacen otros medios. En el marco de hiperconectividad en el que vivimos a raíz de las redes sociales, y en un contexto en donde el tráfico principal de los medios se basa en las primicias, ¿qué tan difícil es no trabajar con ellas y qué dificultades les trae tener una línea distinta en cuanto a la agenda que manejan?

La gente desde el principio entendió en su totalidad, o casi, que no cubríamos el último momento. Sin embargo, sí somos de compartir lo que pasa. UNO es un medio muy colaborativo, compartimos notas de otros medios del país y entendemos que hay temas que la gente tiene que saber. Mas allá de que los contenidos son muy específicos en cuanto a la temática, no hay una decisión de correr atrás de la urgencia periodística. Entendimos que hay medios que ya eso lo hacen muy bien y que no nos íbamos a poder diferenciar en ese sentido. Sí nos ha pasado de que venga mucha gente reclamandonós que hablemos de un tema en específico, como pasó últimamente con la corrida del dólar, y nuestra respuesta siempre es: nosotros tratamos de pensar un contenido más elaborado. En este caso, preparamos un Newsletter para el sábado resumiendo todo lo que había pasado en la semana, para quienes quizás no habían entendido muy bien cómo fue que ocurrió todo, pero no vamos a correr detrás del último momento porque no es nuestro foco.

  • Uno de los temas que se vivió en el día a día, en el último tiempo, fue el del Aborto. Ustedes presentaron las dos posturas, tanto de quienes estaban a favor como de aquellos que rechazaban el Proyecto de Ley. Sin embargo, durante el debate, el medio tuvo una postura, que la daba a conocer en sus comentarios, donde sostenían que, pese a ser neutros en cuanto a la transmisión de la información, estaban a favor del Aborto Legal. ¿Es complicado el no poder tomar postura por algo que consideran justo por querer mantener una línea editorial más neutral?

Siempre está muy en claro que UNO tiene una mirada y lo que se habla con la audiencia, y siempre remarcábamos, es que los medios no son objetivos. Nos han vendido eso y es mentira. Nosotros lo que hacemos en estos casos es blanquear, y en este específicamente dejamos en claro que estábamos a favor del Aborto. Eso no significa que no te vamos a contar las dos posturas, porque respetamos la posición que cada persona tiene, pero el medio, a su vez, tiene una visión propia. En todos los temas que se han tocado hemos hablado de todas las posturas. En el caso específico del aborto, los chicos participaron de ambas marchas. Lo que sí nos ocurrió en una ocasión es que nos habían invitado a cubrir un evento de estudiantes que se juntaban para hablar a favor de la Legalización del Aborto y, tanto Maité (Pistiner) como Lautaro (Torres), fueron. Después, hubo personas que nos vinieron a reclamar que no fuimos a cubrir algo celeste, a lo que nosotros respondimos, muy abiertamente, que, si nos invitaban, íbamos. Todo el tiempo hacemos el ejercicio de marcar las dos caras de un mismo tema; más allá de la postura que tomemos. Hay gente que lo tolera más, hay otros que menos, pero lo que está en claro es que, en eso, no somos tibios.

  • Hoy en día el modelo estructural tradicional del periodismo está sufriendo una crisis, ¿cómo lo percibís vos trabajando en un medio digital?

Obviamente estamos en una etapa de cambio, tanto en Argentina como en el mundo, en relación a cómo los medios generan ingresos. Parece que nadie posee todavía la formula para solucionar este problema. Hay bastantes ejemplos, pero salvo algunos medios grandes como The New York TimesWashington Post o The Guardian, que obviamente por el volumen que tienen se les hace un poco más fácil conseguir ingresos, yo estoy convencida que no va a haber una sola respuesta. Va a haber que hacer una variedad de ingresos, sea porque el medio tiene otros productos o trabaja con contenido brandeado. Pensar que vas a conseguir solvencia económica de un solo ingreso es volver a cometer el mismo error histórico de los medios. Me parece que el modelo que va a triunfar es el que logre diversificar la mayor cantidad posible de tipos de ingreso.

  • Hace 5 años las redes sociales eran muy distintas a lo que son ahora. ¿Qué tan difícil es planificar en plataformas donde uno no sabe lo que puede pasar en un período tan corto de tiempo?

Es un gran desafío. A nivel personal, lo que más me aterra es quedarnos afuera de una red social, tanto como medio como a nivel personal, y de los lugares donde la gente consume. Me pasó muy específicamente cuando fue el boom de Snapchat. Habíamos puesto el foco ahí, nos parecía que podíamos marcar un diferencial en esa plataforma y, de repente, dejó de generar tanto como antes y las Stories en Instagram llegaron para reemplazar un poco eso. Por lo tanto, tuvimos que cambiar de estrategia. Lo importante de esta velocidad en los cambios, en los cuales no sabemos si de acá a un año vamos a seguir usando Facebook o no, es que los equipos y las personas que integran los distintos medios se acostumbren y se puedan adaptar rápidamente; poder hacer un cambio de timón en cuanto a la estrategia digital en un segundo. El punto es estar muy atentos a esos cambios, y estar muy cerca de la audiencia más joven para saber en dónde están consumiendo y tratar de estar ahí para ofrecerles el contenido.

  • En relación específicamente al contenido de Instagram, ustedes adoptaron el uso de que los periodistas, a través de las Stories, cuenten información de forma más descontracturada. ¿Qué tan importante fue para ustedes ese contenido para afianzar a la audiencia y generar confianza?

Es de los diferenciales más grandes que tiene el medio. El lenguaje que los chicos usan es muy descontracturado y similar a la charla que cualquiera tiene con sus amigos hoy en WhatsApp. Es de las cosas que la gente más valora. Que vos tengas en una plataforma, donde se consume de todo, a dos chicos como vos, como lo son Mai (Pistiner) y Lauti (Torres), hablando en un tono coloquial, es enriquecedor, es como si fuera un amigo. Nos sirvió mucho como trampolín para que se nos conozca más y para que se genere parte de la comunidad que hoy tenemos. La empatía que los chicos te generan en las Stories hace que quienes nos siguen entiendan que, mas allá de ser un medio, hay gente detrás del trabajo que se realiza y que no es una cuestión tan fría en cuanto a la relación que tenemos con el público. La gente nos agradece mucho y nos piden que hagamos más cosas. Nos pasa de que nos llegan mensajes y nos turnamos entre todo el equipo para ver quién constesta. Eso nos sirvió mucho y es donde nos diferenciamos del resto. Yo le doy mucho valor a eso.

  • La pasada semana participaste de la Media Party, el festival que reúne a periodistas, emprendedores, programadores y diseñadores para trabajar en el futuro de los medios, e integraste el panel “GIFs, emojis, corazones verdes y Ricardo Fort: cómo hablar de temas serios con una audiencia millennial” de Chicas Poderosas. ¿Qué significó para vos a nivel personal estar presente y ser parte del evento? ¿Cómo ves el desarrollo de los medios autogestionados y el Periodismo Feminista?

Fue un placer estar en el panel de la Media Party, primero porque amo profundamente el evento y siempre me encanta participar y nosotros como equipo vamos todos juntos, además de poder trabajar con chicas como las de TKM, que están haciendo un recambio enorme dentro del medio, y las chicas de BEBA, que recién están arrancando pero tienen un foco muy claro de lo que quieren contar y cómo lo quieren hacer. Fue muy interesante intercambiar experiencias. Con respecto a los medios autogestionados y sustentables, yo creo que es lo mejor que nos ha dado Internet y las redes sociales: la posibilidad de que cualquier persona pueda, con un grupo de gente, crear un medio y que sea tan valorado como los medios tradicionales, algo que hasta hace muchos años era imposible. Mas allá de no tener el tráfico de los medios tradicionales, me parece brillante. Los medios feministas llegaron para quedarse y llegaron para marcar lo que los medios tradicionales hacen muy mal o con la mirada muy machista que tuvieron históricamente y que hoy en día mantienen. Que vengan muchas más, que seamos un millón. Ya no son cinco medios los que tienen la voz y eso enriquece al público

  • ¿Considerás que este modelo que UNO posee y desarrolla, el de interactuar con el público y de contar información de forma clara y descontracturada, es el modelo periodístico del futuro?

Es muy difícil preveer si este modelo es el futuro de los medios. Primero porque todo cambia muy rápido. Sí creo que, los medios que van a triunfar, o aquellos que van a sobrevivir, son los que entiendan que tienen que interactuar con la audiencia y que el tono ya no debe ser de ‘comunicador y receptor’; la situación ahora es de igual a igual. Esos son los que van a seguir a flote, los que aporten un plus. Hace muchos años no pagábamos por servicios de música y vídeo y era una locura el solo pensarlo, yo creo que en algún futuro los que no se logren diferenciar de las conductas de los medios más tradicionales van a estar más complicados.



Share on Google Plus

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *