camila

Argüelles, por la igualdad en el deporte

│Por Micaela Delzart

La argentina que practica tenis de mesa no solo se dedica a jugar, sino que también creó la organización Deportistas Argentinas con el objetivo de luchar por la igualdad y ampliar los derechos de las mujeres.

——————–

Este año, Camila Argüelles, representante de la selección argentina de tenis de mesa y 128° del ranking mundial, se unió con jugadoras de otros deportes y creó Deportistas Argentinas, movimiento que se inspiró en el colectivo Actrices Argentinas, con el objetivo de promover la lucha por la igualdad y la amplitud de derechos para las mujeres deportistas.

“Las mujeres sufrimos mucha discriminación en el deporte, por lo que tener un espacio podría ayudarnos a visibilizar la desigualdad de género que existe en el deporte. Ahora el tema caliente es el aborto, pero no se trata solo de eso”, explica la joven de 29 años, en diálogo con Tiempos de Red.

Argüelles nació en Francia, pero sus padres son argentinos. Creció en Fontenay Sous Bois, un pueblo ubicado a no más de nueve kilómetros de París. Es doctora en Biología Celular y Desarrollo; sin embargo, el tenis de mesa es su verdadera pasión. De sus padres heredó, además de la ciudadanía argentina, el amor por la política y el afán por involucrarse en problemáticas sociales, particularmente en el feminismo.

Su mamá, Laura Rosa Franchi, fue detenida en 1975, un año antes al golpe de Estado ocurrido en el país por parte de las fuerzas armadas con la complicidad de una parte de la ciudadanía. Mientras estuvo en cautiverio parió a Silvina, una de las dos medias hermanas de Argüelles (la otra es María Laura). Franchi fue liberada en 1981, pero quien tuvo una suerte distinta fue Mario Stirnemann, su esposo y padre de sus hijas, quien fue desaparecido. En 1994 encontraron sus restos en el Cementerio de Temperley.

Carlos Raúl Argüelles, su papá, fue piloto de autos y estuvo muy cerca de participar en la Fórmula 1 cuando su sueño se truncó, tras expresar públicamente su repudio a la Guerra de Malvinas. Él vivía en Inglaterra, pero trabajaba para una radio argentina en la que expuso su opinión sobre el conflicto bélico, lo que derivó en el congelamiento de sus cuentas bancarias por parte del gobierno británico y debió emigrar a París. Allí empezó a cantar mientras tocaba la guitarra debajo de los túneles del metro, hasta que una mañana conoció a Franchi.

“Me parece que es indispensable que empecemos a exigir cupos de mujeres dentro de los directorios de las federaciones, de los entes de decisión en el deporte para que tengamos voz, porque a nosotras nos pagan y apoyan menos. Los directivos son todos hombres, por lo que la única forma de cambiar esta realidad es exigir un cupo. Para empezar, el 30 por ciento tienen que ser mujeres”, sentencia.

Deportistas Argentinas reúne jugadoras de distintas actividades, sin importar cuán difundidas sean por los medios. Para ellas es importante la discusión sobre el aborto, porque es una problemática que repercute en su día a día. “Nosotras ponemos el cuerpo, que es nuestra herramienta de trabajo. Tener un hijo es un acontecimiento muy importante en la vida de un ser humano, pero en la vida de una deportista más, porque se te puede terminar la carrera”, afirma.

Este año, cuando asistió a un partido de la selección argentina de fútbol en el Mundial de Francia, les quitaron a ella y sus compañeras los pañuelos a favor de la lucha por el aborto. Les dijeron que no se podía porque el color verde era un mensaje político. “Fue muy grave porque claramente hubo una bajada de línea de la AFA para que no se pudiera ingresar con pañuelos verdes, porque los que estaban ahí no tenían idea de lo que significaba el pañuelo”, recuerda, con malestar, Argüelles.

En algunos estadios de Argentina también está prohibido ingresar con el distintivo verde. Las agrupaciones San Lorenzo Feminista, San Lorenzo antifascista y La Soriano habían organizado un pañuelazo frente a la cancha, previo al encuentro frente a Central Córdoba de Santiago del Estero, disputado el pasado 5 de octubre, en repudio a la violencia policial que sufren las mujeres por ese tema. La iniciativa fue suspendida por los agravios y amenazas recibidos en redes sociales.

– ¿Cuáles son los objetivos de Deportistas Argentinas para el año que viene?

– La idea es seguir sumando gente al colectivo, que se animen a subir fotos y crear un espacio de difusión para denunciar situaciones que pudieran ocurrir en un torneo. Yo me quejo del tenis de mesa, pero estoy segura que pasa en todas las disciplinas. Es importante que las políticas deportivas provengan de las personas involucradas, ya que somos las más capacitadas para hablar del tema.



El artículo Argüelles, por la igualdad en el deporte fue publicado originalmente en Tiempos de Red
Share on Google Plus

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *