boca

Boca fue menos

│Por Matías Adami

Boca cayó 2-0 contra San Lorenzo en el Nuevo Gasómetro y perdió las ilusiones de pelear hasta el final. Cauteruccio y Verón firmaron la victoria del Ciclón.

Ocho modificaciones para un partido que se ubicó entre los cuartos de final de la Copa Sudamericana. Debutó Juan Cruz Komar y volvió Pablo Ledesma. Cristian Erbes fue reemplazado en el segundo tiempo, también con la cabeza puesta en la vuelta contra Cerro Porteño.

El equipo fue insulso e irregular. Tuvo momentos efímeros de buena triangulación pero carente de profundidad. Arruabarrena planteó un 4-3-3 que no logró establecerse en el campo. Gonzalo Castellani no pudo ser el eje. Ledesma cumplió con lo que se esperaba de un jugador de largo tiempo de inactividad. El resto, poco y nada. Juan Manuel Martinez regresó al nivel apático, sin desequilibrar en la gambeta y con escasa compañía. Pareciera ser que rinde más ingresando desde el banco para modificar los planes del equipo. Federico Carrizo y sus quiebres de cintura con inconvenientes serios en la culminación de la jugada. Tuvo la más clara del primer tiempo con un enganche-caño a Buffarini. El balón terminó en la tribuna.

Faltó conexión en el equipo. Faltó hacer pie en un terreno muy ligero que se tornó en intransitable en el segundo tiempo. Error del pibe Komar. Ley número uno del zaguero central: nunca perder de vista al defensor por quedar hipnotizado con el balón. Le pasó a Echeverría con Bou; le sucedió también a Komar con Cauteruccio. Partido complicado para debutar le tocó al rosarino. A pesar de eso, mostró algunos aspectos interesantes: evitó rifar el balón cuando no había opción; cortó y supo darle el pase al compañero. Es joven, y la experiencia le mejorará sus condiciones.

Tras el golazo de Verón que decretó el 2-0, Boca se plantó en el terreno del rival e intentó manejar los ataques con cautela. Ingresaron Calleri y Acosta, pero no pudieron hacer mucho. La más clara la tuvo Martinez tras un error grotesco de Buffarini. El balón se estrelló contra el travesaño. No hubo más. El correr de los minutos dificultó el transitar del balón, el pelotazo fue el único modo, y Torrico prácticamente no sufrió.

Boca fue inferior a San Lorenzo. El equipo de Edgardo Bauza superó al del Vasco Arruabarrena y sentenció la pelea por el título del xeneize. O, al menos, de aquellos optimistas que soñaban con disputar el torneo hasta el final.

La cabeza está situada en el compromiso de vuelta de la Copa Sudamericana. Por eso la reserva de jugadores. Por eso, también, salió Erbes. La clasificación contra Cerro Porteño y una hipotética final será la única forma de que Boca salve un semestre sin ubicarse entre los primeros equipos. Ya no hay más espacio para el torneo local. Ahora, todo es por la copa.



El artículo Boca fue menos fue publicado originalmente en Sale de Abajo
Share on Google Plus

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *